9 nov. 2009

Thomas Hummel, 'Aus Trachila'




















Thomas Hummel (1972-)
1-4.- Aus Trachila (2003-2006). Searching for the missing Ovid 59:20
Christoph Ogiermann, voice artist
Holst-Sinfonietta
NEOS (Ref: 10804)
Distribuye en España: Diverdi

El activo sello NEOS publicó hace unos meses un registro que pasó especialmente desapercibido por los aficionados a la música contemporánea y cuyo interés bien merece un puñado de consideraciones aparte. Se trata de la pieza Aus Trachila (2003-2006), una composición de 60 minutos debida al compositor alemán Thomas Hummel (1962), un músico de breve catálogo (en parte debido a su condición de ingeniero informático) y nula representación discográfica (de hecho la referencia que comentamos supone su primer cedé en el mercado).

Nada a priori hace presagiar que tras este disco aguarde una obra de la entidad y el calado que nos depara su audición. Hummel, como ya hemos apuntado, es un completo desconocido (que para mayor opacidad comparte apellido con el compositor clásico Johann Nepomuk Hummel) y tampoco aportan mucho –siempre hablando a priori y ajenos a una óptica germánica- los intérpretes de la grabación, una joven Holst-Sinfonietta y un recitador llamado Christoph Ogiermann. Pues bien, a la postre, resulta que todos ellos firman uno de los discos, por lo novedoso del material y sus amplias pretensiones, más sorprendentes de la cosecha 2009.

En una primera escucha el auditor puede pasar por alto la presencia vocal. En efecto, Hummel compromete a Ogiermann –que firma en los créditos como ‘voice artist’- a una intervención en la que debe imitar con su voz los timbres orquestales, de modo que, si bien participa activamente desde el primero de los cuatro movimientos en los que se divide la pieza, su presencia no es fácilmente distinguible. Efectivamente, salvando una fugar intervención en la que su voz emerge como si expusiera un doloroso alarido, ésta permanece como encriptada, inmersa en un experimento que tiene mucho del tono casi místico, ceremonial, de un Claude Vivier, sobre todo el de Prologue pour un Marco Polo.



Hummel necesita un tiempo extenso (una hora) para darnos a conocer una invención sonora que, por otra parte (y aquí reside otro de sus hallazgos) dista mucho de la estética quebradiza y agujereada por silencios de muchos de sus colegas actuales. Aus Trachila evoluciona como un continuo sonoro en constante cambio y transformación, dos conceptos que está en la base de una pieza que el compositor nos confiesa estar inspirada por un texto de Ovidio, Tristes, y por la novela Die Letze Welt de Christoph Ransmayr, que se sirve a la vez del texto de Las metamorfosis en el que el autor latino es buscado por su amigo Cotta en una colonia denominada Trachila. Escritos todos ellos que sólo están presentes de un modo activo en el planteamiento conceptual de la partitura. Por fortuna la obra, desnuda de cualquier retórica ampulosa, los toma sólo como concepto (salvo el referido encaje de tono lastimero y sobrecogedor que se oye en el tercer movimiento).

Alumno de Klaus Huber y Matthias Spahlinger, Hummel se formó también en el IRCAM de París y desde 1994 trabaja para el afamado Experimentalstudio of the SWR de Friburgo, cargo que explica la mano maestra con la que ha dibujado una orquestación que en algunos momentos, a través de células que se expanden y contraen y de secuencias que evolucionan en forma de bucle, nos sitúan ante un fresco sonoro que bien podría tratarse, en algunos instantes, de una pieza electroacústica. El estatismo de algunas zonas (final del tercer tiempo), el hábil uso de los metales agudos y del acordeón y la miríada de fugaces formulaciones tímbricas ponen nuestros oídos ante una composición de gran magnetismo. Aus Trachila es una obra que da para sucesivas escuchas, llena de senderos con salida y otros que se enroscan y parecen devolvernos al punto de partida.

Se benefician estos pentagramas, no sólo de una ejecución impecable a cargo de los 22 músicos de la Holst-Sinfonietta, también de una grabación hiperrealista (como la define el autor) refiriéndose a un innovador sistema de montaje sonoro por el que cada atril ha sido grabado por separado, para reintegrarse después, en la edición posterior, siguiendo unos criterios de espacialidad concretos regidos por Thomas Hummel, de quien esperamos tener pronto nuevas noticias. Háganse con este Aus Trachila.

Audición: Aus Trachila (fragmento).

No hay comentarios: